Notas de Prensa

Inspección de trabajo admite denuncia de CGT Correos

Inspecció de Treball admite la denuncia de CGT Correos sobre la falta de medidas de protección en la entrega y admisión del voto por correo en los domicilios.

La Generalitat responsable de no facilitar sobres con auto cierre y que son cerrados con saliva por cada votante, una manera de transmisión del virus.

La Dirección de Correos en Catalunya responsable de no poner ni medios humanos ni de seguridad para sus trabajadores y usuarios.

La inspección de guardia de la Inspección de trabajo, ha aceptado la denuncia de CGT- Correos en que se denuncian la falta de medidas de seguridad a la hora de la entrega y admisión del voto por correo para las elecciones al Parlament de Catalunya en los domicilios de los usuarios.

La CGT hemos propuesto desde el principio que la manera de gestionar la entrega en domicilio de la admisión del voto y la recogida del mismo se debía de hacer con personal contratado y formado especialmente para ello, y con todos los EPIS necesarios para que no se produzca la transmisión del virus a los carteros y al resto de la sociedad.

Actualmente hay más de 284.706 solicitudes de voto por correo (un 350% más que en las anteriores elecciones al Parlament de Catalunya), de las que se han tramitado unas 133.148.

Son miles las personas en cuarentena por covid19 o a las que se les ha decretado confinamiento y que no pueden tener contacto con nadie y que tienen el derecho de solicitar el voto por correo, al igual que el resto de la población, para ello los carteros deben ir a los domicilios sin ninguna protección especial, entregar las papeletas y llevarse el sobre del voto cerrado con saliva por el votante para cursarlo, procedimiento que requiere unos 10 minutos por voto, con dificultad de guardar las distancias sanitarias y que nos convierten en potenciales transmisores del virus.

Sobre las contrataciones realizadas por correos han sido, desde el 25 de enero hasta el 14 de febrero de 550 trabajadores, una parte de ellos a tiempo parcial. Solo 289 son carteros de reparto.

No entendemos la despreocupación y el pasotismo de los que han montado las elecciones y que no hayan tenido el más mínimo sentido común para proteger la salud de todos los trabajadores. Correos ni siquiera se ha molestado en constituir el Comité de Seguridad y Salud para tratar operativo Covid 19 y las medidas preventivas acordes a las autoridades sanitarias en la campaña electoral al Parlament de Catalunya del 14 de febrero de 2021, pese a que también existía una resolución de inspección de trabajo que instaba a la constitución de dicho comité.

Hacemos responsables de las consecuencias sanitaria a la Direcció General de Participació Ciutadana i Processos Electorals, a la Conselleria de Sanitat, que no paran de dar consejos sanitarios pero que permiten este tipo de barbaridades, y por supuesto de la Dirección de Correos en Catalunya a quien se le nota su falta de experiencia y desconocimiento en el trabajo diario de un cartero ya que pasan las horas en sus calientes y cómodas oficinas y no han sido capaces de poner medios de protección suficientes para sus trabajadores, siendo el colectivo de carteros el segundo colectivo con más contagiados detrás de las trabajadoras de centros socio sanitarios.

No olvidemos la alta incidencia que ha tenido el Covid19 en Correos. En la provincia de Barcelona, los datos facilitados por la empresa a 25 de enero, son que sobre una plantilla aproximada de 5.000 personas hay 216 positivos confirmados, 292 casos probables, 783 contactos aislados y 2 fallecimientos.

Barcelona 8 febrero 2021

Arriba