Noticias

Manifestación CGT en Barcelona 2022 11h Jardinets de Gràcia

Parlamentos de luchas sindicales y sociales en la Plaça Joanic

Un año más la CGT salimos a las calles el 1 de mayo con el carácter reivindicativo que mantenemos a lo largo de todo el año y no solo con ocasión de este día.

El último año hemos visto como las condiciones de vida de la clase trabajadora continúan empeorando. Estamos asistiendo a una nueva crisis que es la continuación de la de 2008. Ahora la explicación son las consecuencias del coronavirus y de nuevo todo el peso de esta recae, como siempre, en la clase trabajadora. La situación económica no mejora y el coste de la vida no deja de subir sin que las rentas de la clase trabajadora crezcan al mismo ritmo. Además, cuando apenas hemos empezado a pagar las consecuencias de la Covid-19 se acercan las de la guerra de Ucrania.

El sistema capitalista ha puesto a funcionar su maquinaria porque de nuevo seamos las trabajadoras y trabajadores quienes asumimos los sacrificios con el nuevo Pacto de rentas firmado por el gobierno del Estado con la complicidad de los sindicatos mayoritarios. El Pacto de Rentas congela los salarios provocando pérdida de poder adquisitivo, pero no controla los beneficios de las grandes corporaciones empresariales, ratificando el aumento de la pobreza y de las desigualdades: el IPC disparado al 9% mientras que los sueldos, suben con suerte un 2%. Ni los salarios ni las rentas básicas tienen una actualización que se equipare al encarecimiento del coste de la vida. En todos los frentes podemos observar el mismo: pensiones que no se revaloran, convenios que se quedan congelados…

La nueva reforma laboral que se había prometido como la solución a los problemas de la clase trabajadora no ha supuesto nada más que una nueva decepción y enorme fracaso. Representa la definitiva legitimación, por parte del autodenominado gobierno más progresista de la historia, de los aspectos más lesivos de las reformas laborales de 2010 (gobierno *Zapatero) y 2012 (gobierno Rajoy):

-Continúan los mecanismos que facilitaban los despidos (no se recuperan indemnizaciones ni los salarios de tramitación).

-Se quedan las razones intangibles de las previsiones económicas (pérdidas previstas o futuras) para poder llevar a cabo despidos colectivos o la no-intervención de la autoridad laboral a los ERE.

-De los convenios de empresa solo se garantiza la igualdad salarial, pero no el resto.

-En materia de subcontratación habrá que lucharla a los juzgados, puesto que no se da una solución clara a los que hacen el mismo trabajo, pero no reciben el mismo salario.

A la CGT ni la harán creer ni la harán callar, por más operaciones propagandísticas que lleven a cabo el que prometían asaltar el cielo. Las conquistas sociales se consiguen en la calle y no a las urnas. Las verdaderas conquistas sociales, las que suponen una verdadera transformación no han surgido nunca de un pacto entre ni con las oligarquías.

¡Los derechos se conquistan luchando!

Arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad