ACOSO Y DERRIBO AL EMPLEADO PÚBLICO

Llevamos ya muchas décadas los trabajadores públicos aguantando las bromas y el chiste fácil sobre nuestra condición de personal fijo y poco trabajador, la crisis financiero-económica ha abierto de forma virulenta un nuevo ataque frontal y desmedido sobre nosotros como trabajadores. No hay más que leer la prensa de cualquier medio local o nacional para certificar que se ha puesto el punto de mira en nosotros como si fuéramos los culpables de la actual situación económica o que por ser lo que somos, trabajadores públicos, debemos asumir un coste especial.

 

Los anuncios de congelación salarial y de plantillas, la cesión cada vez mas persistente de la prestación de lo público a la gestión privada y un empleo demagógico por parte de los políticos  echándonos a la opinión pública encima con el objetivo de desviar la atención de lo verdaderamente importante, la solución a la crisis, nos pone en una situación harto difícil a la hora de reivindicar nuestros derechos.

 

Es hora ya de decir BASTA, de reivindicarnos como trabajadores y trabajadoras, de reivindicar nuestro trabajo y esfuerzo en la prestación de los Servicios Públicos al ciudadano. Que poco se acordaban los medios de comunicación de nosotros cuando la situación económica era diferente, nosotros no somos lo culpables del déficit público.

 

No nos gusta que se meta en el mismo saco del personal de las administraciones públicas a la legión de Consejeros, Directores, Vicealcaldes, Asesores y un sinfín de personajes metidos a dedo en la Administración como pago de favores o para politizar más  aun si cabe la gestión interna de los Servicios, esta es la verdadera lacra de la Administración en los últimos veinte años y no nosotros, los empleados públicos.

 

No es casual que ahora se nos ataque de forma desmedida ya que las empresas ven en la gestión de lo público un filón inagotable de beneficios empresariales a cambio de prestar en precario el trabajo que hacemos los funcionarios.

 Los Servicios Públicos no funcionan por los políticos de turno que nos tocan cada cuatro años, entre los cuales sea cual sea su color no hay diferencias, funcionan por el trabajo y la dedicación de los que estamos aquí siempre no cada años, los empleados públicos

Sección Sindical CGT -Ayuntamiento de Zaragoza