Noticias

Telefónica nos estafa y se ríe de todos y todas

“Las grandes empresas como Telefónica y sus directivos se ríen de toda la sociedad, del gobierno, de las y los trabajadores, de cualquier tipo de democracia”

CGT denuncia ante la opinión pública la desvergüenza y la absoluta falta de respeto de las grandes empresas y financieros hacia toda la sociedad.

Los 40 grandes empresarios con el presidente de Telefónica a la cabeza, sr. Alierta y el jefe de uno de los bancos más poderosos del mundo, el Banco Santander, sr. Botín, vienen asaltando al gobierno y al parlamento, diciéndoles cuáles son las políticas que se deben aplicar contra trabajadores/as públicos y privados, pensionistas, mujeres, jóvenes, migrantes, “sin que les tiemble el pulso” teniendo claro que estos empresarios y banqueros, nadie los ha elegido para que gobiernen el país.

El día 14 de abril, Telefónica comunica a la sociedad que han ganado la astronómica cifra de 10.167 Millones de euros de beneficios netos y, a la vez, informan al Gobierno y a la sociedad que en tres años despedirán a 6.000 trabajadores/as para ahorrar costes (el 20% de la plantilla en España), externalizarán servicios, es decir, subcontratarán fuera parte de las funciones, se incrementarán los salarios en función de la variable de la productividad y que además, se hará como hasta ahora, con el consenso de los agentes sociales (CC.OO y UGT), con la autorización del Ministerio de Trabajo y con el pago por parte del erario público (caja común de la Seguridad Social) de al menos 100 Millones de euros por año.

Que el presidente de Telefónica comunique a la sociedad que va a proceder con este fraude social y jurídico (el ordenamiento laboral español no admite expedientes de extinción de empleo en empresas con beneficios, bajo ningún concepto) y que el fiscal del Estado no actúe de oficio llevando a los Tribunales al Sr. Alierta como principal responsable por instigar un fraude de ley y atentar contra los intereses generales de la economía, no muestra sino que vivimos en un sistema democrático falso, donde unos pocos, grandes empresarios y el sistema financiero, sencillamente violan las leyes y se ríen del sistema demostrando que es mentira que la ley sea igual para todos y todas.

Telefónica con su presidente anterior, Juan Villalonga, el amigo del expresidente Aznar, el de la privatización de la empresa pública (Telefónica de España), desde 1999, destruyó 10.849 puestos de trabajo, por el mismo método jurídico formal y consenso social: firma con los agentes sociales CC.OO y UGT y autorización del Ministerio de Trabajo.

Telefónica más los empresarios de las empresas cotizadas del Ibex 35, obtuvieron 48.194,3 Millones de euros de beneficios netos en el 2010, un 20% ¿más? que en el año anterior. Estas Empresas y sus empresarios y gestores, han disminuido sus plantillas en un 4,3% en el 2010. Sus consejeros, presidentes y alta dirección, percibieron de media en conceptos de rentas/salarios/pensiones, más de 1,5 millones de euros en el 2010. Alguno de sus directivos/consejeros ganan en una hora lo que 126 trabajadores perciben en un año como salarios.

CGT denuncia no solo la injusticia social de este sistema de mercado, denominado capitalismo, sino que acusa de fraude social a todos estos empresarios y gestores que encima nos dicen y nos imponen por medio del brazo político (legislativo y ejecutivo), trabajar más, cobrar menos y jubilarnos más tarde.

Desde CGT acusamos al Gobierno y al Parlamento de connivencia con los poderes económicos por su falta de responsabilidad y firmeza en la defensa del interés público general.

Las personas asalariadas, trabajadoras, pensionistas, mujeres, jóvenes, migrantes, la población… tenemos el derecho y el deber de revelarnos contra las políticas injustas y desobedecer sus leyes que sólo atentan contra las clases populares. Sólo nos dejan una saĺida: la movilización, la revuelta social que nos conduzca a la justicia y la libertad.

Arriba