Noticias

CGT se adhiere a la «Plataforma en Defensa del Hospital de Viladecans y de la Sanidad Pública»

CGT se adhiere a la cívica "Plataforma en Defensa del Hospital de Viladecans y de la Sanidad Pública" y convoca a los todos los trabajadores del Hospital de Viladecans a secundar la quinta jornada de movilizaciones que pretenden alertar sobre las graves consecuencias del recorte presupuestario sanitario para el ciudadano y, en particular, para el futuro del Hospital de Viladecans, promovida por esta plataforma, el próximo miércoles, 11 de mayo, a las 18 horas.

Nota de Prensa de la Sección Sindical de CGT del Hospital de Viladecans

Todas las movilizaciones que venimos realizando desde hace aproximadamente un mes han contado con la inestimable presencia de las asociaciones vecinales, quienes, la pasada semana, decidieron crear la "Plataforma en Defensa del Hospital de Viladecans y de la Sanidad Pública", a la que la sección sindical de CGT del Hospital de Viladecans se ha adherido.

Esta adhesión se enmarca en un contexto de evidente amenaza a la supervivencia del Hospital de Viladecans, puesto que las medidas de control presupuestario impuestas por el Territori Metropolitana Sud están determinando nefastas consecuencias para el futuro de nuestro hospital.

Cada día que pasa nuestra percepción respecto a las intenciones de la Conselleria de Salud con respecto al Hospital de Viladecans viene estando más fundamentada. La pasada semana, el dr. Xavier Corbella, gerente territorial, envió a los trabajadores una inquietante carta donde explica de manera genérica los cambios administrativos que se están realizando en el territori. Tras su análisis, entendemos que el hospital de Viladecans sale muy mal pagado, dado el hecho de que tales medidas lo dejan a merced de las decisiones tomadas por el territori, cuya sede está en el Hospital de Bellvitge.

Nuestro Hospital no solamente ha perdido la posibilidad de autogestión, pues ha dejado de tener gerente; por otro lado, todo indica que también perderá la posibilidad de controlar su actividad asistencial a causa de haberse decidido unificar territorialmente la Secretaria Técnica, lo cual pude traer graves repercusiones para los más de 180.000 habitantes que debe atender.

Desde CGT entendemos que, en lo que concierne al Hospital de Viladecans, lo que la gerencia territorial anuncia como "simplificación de la estructura directiva, de la administración y de la gestión del territori", nada más es que un enmascaramiento de la transformación del Hospital de Viladecans en un mero satélite del Hospital de Bellvitge, puesto que se le está desmantelando como unidad autónoma.

Así, el motivo de las reiteradas movilizaciones viene siendo protestar y llamar la atención sobre la nefasta repercusión para la ciudadanía de los abultados recortes presupuestarios que están siendo impuestos desde la Consellería de Salut a los centros asistenciales del ICS, y, en particular, al pequeño Hospital de Viladecans, lo cual le viene suponiendo severas consecuencias que parecen anunciarle un futuro muy incierto.

En CGT lamentamos mucho que el único hospital público de Catalunya que en tres años ha demostrado que la sanidad pública también puede lograr unos excelentes resultados de gestión esté siendo desmantelado.

No es razonable que un hospital que se ha apuntado como uno de los más eficientes hospitales de Cataluña, y el más eficiente del ICS, dejando en evidencia que la tan criticada "ineficiencia del sector público" nada más es que una proclama de la iniciativa privada para apoderarse de la parcela rentable del sector que moralmente debería pertenecer al estado, esté sufriendo tal embestida, ataque este perpetrado por la propia Consellería de Salut.

Por otro lado, la pasada semana CGT entregó a la citada Plataforma aproximadamente 15.000 firmas contra los inmorales recortes presupuestarios sanitarios con que la Generalitat pretende azotarnos, firmas estas que se sumarán a las recogidas por las asociaciones de vecinos.

Arriba