metal

124 trabajadores de SAS se concentran frente al Departament de Treball

Los 124 trabajadores se concentraron durante más de una hora frente al Departament de Treball a partir de las 12:00 del mediodía hasta que consiguieron ser recibidos por Salvador Álvarez, Secretario de Relaciones Laborales del Departament de Treball de la Generalitat, al que trasladaron sus peticiones. Después de la reunión tuvo lugar una asamblea en la misma calle en la que se explicó cómo había transcurrido la reunión.

SAS es una proveedora que trabaja para SEAT dentro de su factoría de Martorell y que se dedica al montaje de cockpits (cockpits el salpicadero y sus componentes; cableado, calefactor, pedalera, relojes, cuentakilómetros). SAS monta los cockpits de los modelos León y Exeo.

A principios de junio la dirección de Peguform (empresa que monta los cockpits del resto de modelos de SEAT) contactó con el Comité de Empresa de SAS para explicar que SEAT le permite quedarse con la producción para todos los modelos siempre y cuando llegue a un acuerdo con el Comité de SAS. En estas conversaciones Peguform planteó una serie de rebajas salariales y despidos que fueron rechazados por el Comité y las asambleas de trabajadores.

Todo este proceso terminó un día antes de las vacaciones con un ERE de extinción para 124 trabajadores aunque durante las conversaciones se nos había tranquilizado a este respecto pues los contratos con SEAT para el montaje de estos cockpits no vencían hasta 2014.

El 6 de septiembre comienza el periodo de consultas del ERE, pero ya a los trabajadores y al Comité se les niega el acceso al centro de trabajo, informándoles que se encuentran en situación de permiso retribuido.

Desde la sección de CGT en SAS denunciamos que el objetivo de estos movimientos está en adjudicar nuestro centro de trabajo a Peguform para el montaje del modelo Q3, aprovechando las infraestructuras que desde allí permitirían mandarlos hasta el taller de montaje de SEAT y por el que mandamos el Exeo.

Lo que nos resulta más grave a los trabajadores de SAS es que la fábrica de Martorell recibió 300 millones de euros en subvenciones para el lanzamiento del Q3 por un acuerdo alcanzado en 2009 y que serviría para crear 6.500 puestos de trabajo indirectos en proveedores y garantizar no destruir empleos en los próximos años, y ahora nos tenemos que ver 124 familias en la calle.

Los trabajadores de SAS reclaman a la Generalitat que sea retirado el ERE y readmitidos todos los trabajadores por medio de una subrogación.

Arriba